U Visa

La principal diferencia entre una tarjeta de residente y una visa es que la visa autoriza una permanencia temporal en el territorio de los Estados Unidos. La tarjeta de residente, permite el ingreso, el vivir y trabajar por el tiempo que la residente legal desee. Es prudente aclarar que en el vocabulario de inmigración se utiliza la palabra visa muchas veces en general, pero las visas se clasifican en de no inmigrante y visas de migrante.

¿Qué son las visas de no inmigrante?

Las visas de no inmigrante son un grupo de diferentes tipos de visas que se emiten a los extranjeros que desean ingresar a los Estados Unidos, con un fin específico, por un periodo de tiempo determinado y los cuales deben regresar a su país una vez se cumpla el tiempo de autorización de estadía o antes. Un ejemplo es la visa de turista, la de estudiante o la visa de trabajo.

Una visa de no inmigrante, en general no conducen a la residencia, pero con algunas visas, existen procedimientos especiales, para buscar la residencia legal; este es el caso de las visas de trabajo para profesionales.

¿Qué son las visas de inmigrante?

Una visa de inmigrante es un documento que se junta al pasaporte del aplicante y es otorgado por un oficial consular de los Estados Unidos en el extranjero; dicha visa permite el ingreso y la permanencia en los Estados Unidos y la posibilidad de aplicar para la tarjeta verde o tarjeta de residente legal. La tarjeta le llegara una vez efectuado el pago, a la dirección registrada.

Como regla general, para solicitar una visa de inmigrante, un extranjero debe ser peticionado por un familiar ciudadano americano, residente legal permanente, o un futuro empleador y dicha petición debe estar aprobada.  Así las cosas, lo primero es someter la aplicación que corresponda ante el Servicio de Inmigración de los Estados Unidos.

¿Qué es la residencia permanente?

La residencia es una tarjeta que se conoce también como tarjeta verde. Una persona que tiene una tarjeta verde, es considerada como residente, y por lo tanto ya no es un inmigrante. El residente legal entonces no tiene un límite de tiempo para abandonar el país. Aunque las tarjetas tienen un vencimiento, realmente la persona siempre es residente legal, a menos que incumpla los términos y condiciones o sea declarado culpable de algún delito grave ante un juez de inmigración y pierda la residencia.

¿Cuáles son los derechos y responsabilidades?

Las visas de no inmigrante como la de turista, no le permite trabajar en los Estados Unidos a menos que tenga un tipo específico de visa de trabajo. Los residentes permanentes, o sea quienes tienen la tarjeta verde, pueden estudiar, trabajar y vivir sin ninguna restricción. Lo que no pueden hacer entre otras cosas, es permanecer por tiempos prolongados en el extranjero, votar o recibir ciertos beneficios que están disponibles para ciudadanos estadounidenses.

Siempre es aconsejable buscar un abogado experto en asuntos de inmigración, para recibir la asesoría legal correspondiente.