Las protestas en todo el país a raíz de la muerte de George Floyd, han puesto sobre la mesa, el papel de la policía en las comunidades. Algunos activistas están clamando por quitarle los fondos a la policía.

En Minneapolis, una mayoría del Consejo de la Ciudad, anunció que la intención de ellos es retirar los fondos y reestructurar el departamento de policía. La idea es tener un modelo de seguridad pública que realmente mantenga a la comunidad segura.

Lisa Bender, presidente del consejo de la ciudad, señalo que buscan que los fondos sean puestos para estrategias comunitarias y que el consejo va a discutir como reestructurar o cambiar el departamento de policía que opera actualmente.

Entre otros servicios que la comunidad reclama son los relacionados con salud mental, emergencias y bomberos entre otros. La muerte de George Floyd, ha desencadenado una nueva forma de enfrentar la situacion con la policia.

En ciudades como los Ángeles, el alcalde, Eric Garcetti, señaló que el recorte seria de hasta $ 150 millones, dinero que estaba en el presupuesto para departamento de policía. En New York, Bill de Blasio, dijo que los fondos del NYPD seria invertidos en iniciativas sociales y juveniles, así como en asuntos sociales y de seguridad.

¿Qué es quitar fondos a la policía?

Básicamente los legisladores a nivel estatal o de los condados, asignan cierto dinero para mantener los departamentos de policía. Quitarles fondos, es eso. No darles dinero para su operación.

El Co-fundador del movimiento Blavk Lives Matter, Patrisse Cullors, ha dicho que no es únicamente quitarle los fondos a la policía, es invertir ese dinero en comunidades negras afectadas por la falta de recursos. Señalo, que se debe tener una economía de cuidado en lugar de una economía de castigo.