Agresion pelea

La agresión en el sitio de trabajo de parte de compañeros sucede, y aunque la violencia no debe ser la respuesta correcta, se presentan frecuentemente estas agresiones. Las agresiones en el sitio de trabajo, hacen que la situación sea tensa y que el problema sea difícil de resolver

Surgen entonces preguntas como, ¿habrá sanciones? Quien será culpable, el agresor, o todos los involucrados. ¿Quién responde por los daños tanto materiales como personales? ¿El patrón debió haber revisado los antecedentes de los trabajadores, o proporcionar mayor seguridad en el sitio de trabajo?

¿A quién se sanciona por una agresión en el sitio de trabajo?

En los incidentes en el sitio de trabajo, los involucrados son generalmente objeto de sanción. Cuando se trata de la agresión con un cliente, lo que podría suceder, es que el empleador despida al empleado, buscando bajar un poco la tensión generada por la situación.

Aquí juega un papel importante, el estado donde sucedió el hecho. En el caso en que exista un sindicato, el empleador debe informar a este sindicato antes de tomar una decisión respecto del empleado. Caso contrario en donde no hay sindicato, se pudiera presentarse un despido, bien haya sido el empleado culpable o no.

En estados como Alabama, donde la modalidad de empleo se denomina “empleo a voluntad”, un empleado puede ser despedido sin razón alguna, de manera que no interesaría quien inicio la agresión, simplemente podría ser despedido.

Ahora bien, a menos que la agresión sea de parte de una persona específica, como una agresión sexual, en la mayoría de estos incidentes, la culpa es atribuida a los contrincantes, de manera que ambos serán probablemente despedidos.

¿Quién es responsable por una agresión en el sitio de trabajo?

En principio, podemos asegurar, que el agresor es responsable por las lesiones que sufrió el agredido, incluyendo los gastos médicos y los salarios dejados de ser percibidos y por consiguiente es responsable de indemnizar al otro empleado. Cuando son agresiones que llevan elementos sexuales, por ejemplo, el agresor podría enfrentar cargos criminales y ser responsable de una indemnización más sustancial.

Pero, ¿quién más podría ser responsable? Lo primero que se piensa es en el empleador o patrón.  Existe una teoría, que se llama de la “responsabilidad de las instalaciones”, sin importar si el agresor fue un empleado o un cliente.

También el empleador sería responsable, si el empleado fue quien inicio la pelea, y estaba en sus funciones propias del cargo, en las instalaciones de la compañía o fuera de ella. O sea, podría haber estado en un sitio lejos del lugar de trabajo, pero ejerciendo sus funciones. Esta teoría es llamada “responsabilidad del empleador”.

Finalmente, si el empleador al momento de contratar a un empleado podría haber conocido que dicha persona era propensa a la violencia, también podría ser responsable bajo la teoría de la “responsabilidad por contratación o retención negligente”.

¿Qué se debe hacer en caso de un ataque?

La recomendación inicial es llamar al 911. El reporte de policía podrá ayudarle en caso de un proceso en contra de dicha persona, o para otro beneficio, incluso migratorio. Es recomendable, obtener la información de los testigos, ya que puede ser útil en el futuro.

Luego, comuníquese con nuestro bufete de abogados, donde se le asesorara respecto de sus derechos legales, y como lograr resolver dicha situación de la mejor manera posible, buscando siempre el beneficio del cliente.