prestamos

La Reserva Federal anuncio hoy jueves, que va a proporcionar hasta $ 2.3 billones en préstamos con el fin de apoyar la economía, debido a esta crisis por el coronavirus. Se busca ayudar a hogares y empleadores y también busca ayudar a los gobiernos estatales y locales.

Las acciones de la Reserva Federal ayudaran a:

Reforzar el programa de protección de cheques de pago (PPP) de las pequeñas empresas, dando liquidez al sistema financiero, para los préstamos. El PPP otorga préstamos a pequeñas compañías para que puedan mantener a sus trabajadores en la nómina;

Asegurar los flujos de crédito a las pequeñas y medianas empresas con la compra de préstamos de hasta $ 600 mil millones en préstamos a través del programa de préstamos a compañías de calle. (Main Street Lending Program) Para este efecto, el Departamento del Tesoro, utilizando fondos de la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica de Coronavirus (Ley CARES) proporcionará $ 75 mil millones en capital al programa;

Aumentar el tamaño y el alcance de las facilidades de crédito para hogares y compañías, a través de los programas federales que ahora tienen un respaldo de hasta 850 mil millones de dólares, y;

Respaldar a los gobiernos estatales y locales para ayudar con los problemas de dinero causados por el coronavirus. Para esto, se otorgarán préstamos a estados y municipios de hasta $ 500 mil millones de dólares. Esto cuenta con el respaldo del Departamento del Tesoro que proporcionará $ 35 mil millones en protección crediticia a la Reserva Federal, utilizando fondos asignados por la Ley CARES.

El Programa de préstamos a compañías buscar aumentar el apoyo a las pequeñas y medianas empresas que estaban en buen estado financiero antes de la crisis. Para esto ofrece préstamos a 4 años a aquellas empresas que emplean hasta 10,000 trabajadores, o con ingresos de menos de $ 2.5 mil millones. Los pagos de capital e intereses se diferirán por un año. Los bancos elegibles pueden otorgar nuevos préstamos por este programa o aumentarlos si es del caso. Las compañías que adquieran estos préstamos, tienen el compromiso de mantener la mantener la nómina y evitar despedir a los trabajadores.

La Reserva Federal ha dicho que continúa haciendo uso de todas las herramientas, para ayudar tanto a los hogares como a las compañías, durante esta pandemia.