Harris DHS

La Secretaria de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, a través del secretario interino Chad Wolf, informó que los residentes de Nueva York, no podrán participar en el programa Global Entry y otros programas de viajeros. Estas medidas fueron tomadas, como consecuencia de que el estado de Nueva York, adoptó la ley de luz verde que permite que los inmigrantes indocumentados obtengan su licencia de conducir.

Esta medida ha sido tomada debido a que las leyes de ciudades santuario, no permiten el acceso a la información de las licencias de conducir de dichos estados.

El secretario señaló, que por cuanto la ley de privacidad y acceso de licencias de conducir, o conocido como la ley luz verde, no permite que el Departamento de Seguridad Nacional, a través de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, tenga acceso a los registros del Departamento de Vehículos motorizados, no se podrá asegurar el cumplimiento de los requisitos del programa, y por lo tanto los residentes de dicho estado, no podrán inscribirse o re-inscribirse para este beneficio. Esto afectará a unos 150,000 residentes del estado de Nueva York.

De otra parte, el aeropuerto de Nueva York es importante para quienes viajan hacia Canada, donde muchos viajeros utilizan el programa SENTRI, y se verán entonces afectados por la medida.

El oficio remitido señala que los programas afectados son el Global Entry, NEXUS, esto para la frontera con Canadá, SENTRI, FAST, que está relacionado con envíos de carácter comercial desde Canadá o México.

Se prevén acciones por parte del gobierno estatal con miras a determinar las opciones contra esta medida, que oficialmente no ha sido recibida por el estado de Nueva York.

Esta medida se da, luego de que el presidente Donald Trump señalara en su discurso a la nación, que algunas ciudades protegen a los inmigrantes sin documentos, y no permiten que el ICE los retire del país de forma segura.