Accidente de Trabajo

 

Los trabajadores de cuello blanco, son aquellos quienes realizan tareas administrativas, de coordinación, de gestión, de ventas, recursos humanos, marketing, tecnología de la información, abogados, médicos, arquitectos entre otros, y también sufren lesiones en el sitio de trabajo.

Muchos suponen que solo los trabajadores de la construcción, de restaurantes o de fábricas son quienes sufren accidentes de trabajo y reciben compensación por ello. Así las cosas, los trabajadores de cuello blanco en razón a las labores que realizan, también sufren de lesiones propias, que requieren beneficios de compensación por accidente de trabajo. De manera que los trabajadores de cuello blanco, deben conocer acerca de cómo obtener dicha compensación por accidente de trabajo.

¿Cuáles son las lesiones comunes de los empleados de cuello blanco?

Los empleados de cuello blanco pueden sufrir lesiones por accidentes únicos, como por ejemplo un resbalón o una caída. Las personas que laboran en una oficina tienen dos veces más probabilidad de lesionarse e incapacitarse por resbalones o caídas, conforme el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los accidentes en las oficinas pueden presentarse por alfombras sueltas, cables visibles o por el derrame de algún líquido. De igual manera, los accidentes se presentan cuando el espacio en el sitio de trabajo no es suficiente por ejemplo por la cantidad de cosas, o por poca iluminación, o por escaleras resbaladizas. Esto último puede ocurrir, por ejemplo, en invierno, cuando algunas escaleras pueden cubrirse de hielo. También cuando utilizan sillas para alcanzar cosas, en lugar de utilizar una escalera.

Las lesiones sufridas por los empleados de cuello blanco, también pueden deberse a movimientos repetitivos ya que tienden a realizar las mismas tareas de manera frecuente. Estos movimientos repetitivos pueden llevar a problemas musculares o de huesos, como el del síndrome del túnel carpiano y las lesiones en la espalda.

¿Cuáles son algunos consejos para los empleados de cuello blanco?

Con el fin de evitar lesiones en el sitio de trabajo, toma en cuenta estas recomendaciones:

– Cambia de posición frecuentemente;

– Utiliza las piernas en lugar de la espalda para levantar objetos pesados;

– Notifica a tu empleador si existen por ejemplo alfombras sueltas o algo que pudiera poner en riesgo la seguridad de los empleados;

– Asegúrate que los pasadizos no tengan cosas atravesadas;

– Se precavido cuando el clima afecte tu seguridad en el sitio de trabajo;

– Utiliza siempre una escalera en lugar de una silla si deseas alcanzar algo.

¿Cómo debes presentar un reclamo de compensación por accidente de trabajo?

Con el fin de evitar que un reclamo por accidente de trabajo no prospere, lo primero que debes hacer es informar al empleador una vez sucede el accidente. No debes irte para la sala de emergencia o a ver a un doctor si antes haber informado de lo sucedido. Eso si, dependiendo de la gravedad del accidente, se debe buscar atención médica inmediata con el fin de que un profesional de la salud evalúe la lesión. Luego se debe proceder a presentar el reclamo de compensación por accidente de trabajo.

Es importante que sigas los pasos, ya que las compañías de aseguranza, van a realizar una investigación del accidente. Si el reclamo es negado es posible apelar de ese caso; sin embargo la mayoría de los casos de compensación por accidente de trabajo, se resuelven en una conciliación, o acuerdo entre las partes.. Recuerda que nunca debes firmar un documento, sin que un abogado lo haya revisado. La recomendación por lo tanto es siempre consultar con un abogado especialista en lesiones personales.